(Del lat. inscribĕre). Grabar letreros en metal, piedra u otra materia. // Apuntar el nombre de una persona entre los de otras para un objeto determinado. // En Derecho, tomar razón, en algún registro, de los documentos o las declaraciones que han de asentarse en él según las leyes.