Función y facultad estatal, que consiste en la posibilidad de intervenir en el proceso económico, que tiene su sustento conceptual en el intervencionismo de estado.