Es el adelanto que deben realizar los Estados para sus pueblos, que debe ser duradero y sustentable, es decir que se pueda mantener en el tiempo.