Aplicar una sanción o castigo. // Autorización por parte de la autoridad que tenga competencia para ello, mediante su firma, de la entrada en vigencia de una ley o norma, quien puede infirmarla ejerciendo la atribución de objeción.