Página Anterior Página Principal Página Siguiente

 

ARTICULO 26º.

Toda persona es libre de escoger profesión u oficio. La ley podrá exigir títulos de idoneidad. Las autoridades competentes inspeccionarán y vigilarán el ejercicio de las profesiones. Las ocupaciones, artes y oficios que no exijan formación académica son de libre ejercicio, salvo aquellas que impliquen un riesgo social.

Las profesiones legalmente reconocidas pueden organizarse en colegios. La estructura interna y el funcionamiento de éstos deberán ser democráticos. La ley podrá asignarles funciones públicas y establecer los debidos controles.

 

TEMA 45. - LIBERTAD DE TRABAJO.

(C) Facultad que tiene toda persona natural de escoger profesión u oficio y ejercitarla sin más limitaciones que las establecidas en la ley. El trabajo es una obligación social, por lo tanto no existe en principio facultad para no trabajar. (Ver: Art. 26.)

 

A) LIMITACIONES. No es una libertad absoluta, por eso el legislador le puede establecer las siguientes restricciones:

1. Exigencia de títulos de idoneidad

2. Aquellas que impliquen un riesgo social, no son de libre ejercicio. Están condicionadas por reglamentaciones entre otros motivos por salubridad, moralidad o seguridad. (Ej. Actividad minera)

3. Facultad estatal de inspección y vigilancia.

Dentro de la clasificación de libertades públicas propuesta por PEREZ E, y NARANJO M, la libertad de escoger trabajo pertenece a las libertades sociales (Ver LIBERTADES PÚBLICAS Clasificación).

(Ver: Art. 26).  

 

Concordancia(s) (25, 27, 53, 54, 85, 103).

Jurisprudencia, doctrina y-o desarrollos normativos.

 

Comentario(s).

• La libertad de trabajo supone el ejercicio libre de actividades, ocupaciones, artes u oficios para las cuales no se exige título de idoneidad y que no entrañen un riesgo social. La capacitación formal o informal en esas actividades es del fuero interno de cada persona.

• Defiere al legislador la posibilidad de exigencia de títulos de idoneidad en las profesiones u oficios que se estimen convenientes.

• El Estado tiene la prerrogativa de ejecutar la inspección y vigilancia en el ejercicio de las profesiones.

• La Colegiatura profesional puede ser facultativa o voluntaria. En el caso de la abogacía se afirma que sería conveniente.

• A los Colegios de profesionales, el legislador podrá asignarle la ejecución de funciones públicas, bajo la condición de establecer controles. La estructura interna y funcionamiento de los mismos debe ser democrática.

• Sí una actividad (profesión, arte u oficio) ha sido reglamentada por ley en su ejercicio, no se podrá establecer por otras autoridades requisitos adicionales. (Ver artículo 84).

 

 
PALACIO DE JUSTICIA
Página Anterior Página Principal Página Siguiente
 
WebMaster: Luis Fernando Medina L. Correo: luferxp@hotmail.com - DERECHOS RESERVADOS DEL AUTOR - AVISO. Trabajo en proceso de validación conceptual. Favor hacer sus anotaciones en CONTÁCTENOS.