Página Anterior Página Principal Página Siguiente

 

 

ARTICULO 213º.

 

En caso de grave perturbación del orden público que atente de manera inminente contra la estabilidad institucional, la seguridad del Estado, o la convivencia ciudadana, y que no pueda ser conjurada mediante el uso de las atribuciones ordinarias de las autoridades de Policía, el Presidente de la República, con la firma de todos los ministros, podrá declarar el Estado de Conmoción Interior, en toda la República o parte de ella, por término no mayor de noventa días, prorrogable hasta por dos períodos iguales, el segundo de los cuales requiere concepto previo y favorable del Senado de la República.

Mediante tal declaración, el Gobierno tendrá las facultades estrictamente necesarias para conjurar las causas de la perturbación e impedir la extensión de sus efectos.

Los decretos legislativos que dicte el Gobierno podrán suspender las leyes Incompatibles con el Estado de Conmoción y dejarán de regir tan pronto como se declare restablecido el orden público. El Gobierno podrá prorrogar su vigencia hasta por noventa días más.

Dentro de los tres días siguientes a la declaratoria o prórroga del Estado de Conmoción, el Congreso se reunirá por derecho propio, con la plenitud de sus atribuciones constitucionales y legales. El Presidente le pasará inmediatamente un informe motivado sobre las razones que determinaron la declaración.

En ningún caso los civiles podrán ser investigados o juzgados por la justicia penal militar.

 

TEMA 196.

2. ESTADOS DE EXCEPCIÓN.

SUB TEMA:

2. Estado de conmoción interior.

(C) Se presenta, cuando hay grave alteración del orden interno del país. Es uno de los estados de excepción, que contempla la Constitución (los otros son: estado de guerra exterior y estado de emergencia).

a. Requisitos:

I. Grave perturbación del orden público.

II. Que atente de manera inminente contra la estabilidad institucional, la seguridad del Estado, o la convivencia ciudadana.

III. Que no pueda ser conjurada mediante el uso de las atribuciones ordinarias de las autoridades de Policía. (Art. 213 Inc. 1º).

b. Declaración. El Presidente de la República, con la firma de todos los ministros, podrá declarar el Estado de Conmoción Interior, en toda la República o parte de ella. (Art. 213 Inc. 1º).

c. Duración. Por término no mayor de noventa días, prorrogable hasta por dos períodos iguales, el segundo de los cuales requiere concepto previo y favorable del Senado de la República. (Art. 213 Inc. 1º).

d. Facultades gobierno. Tendrá las facultades estrictamente necesarias para conjurar las causas de la perturbación e impedir la extensión de sus efectos. (Art. 213 Inc.2º).

e. Decretos legislativos. Los decretos que dicte el Gobierno tienen carácter legislativo. Podrán por lo mismo, suspender las leyes Incompatibles con el Estado de Conmoción , pero dejarán de regir tan pronto como se declare restablecido el orden público. El Gobierno podrá prorrogar su vigencia hasta por noventa días más. (Art. 213 Inc. 3º)

f. Facultades del Congreso. Dentro de los tres días siguientes a la declaratoria o prórroga del Estado de Conmoción, el Congreso se reunirá por derecho propio, con la plenitud de sus atribuciones constitucionales y legales. El Presidente le pasará inmediatamente un informe motivado sobre las razones que determinaron la declaración. (Art. 213 Inc. 4º).

g. Juzgamiento de civiles. En ningún caso los civiles podrán ser investigados o juzgados por la justicia penal militar. (Art. 213 Inc. Final).

(Verse Art. 213). (Ver: ESTADOS DE EXCEPCIÓN .).

Concordancia(s)

(59, 93, 115, 116, 138, 152 c, lit.e), 189-4, 200-5, 212, 214 a 116,118, 221, 241-7, 252, 296, 315-2, 350)

Jurisprudencia, doctrina y-o desarrollos normativos.

Articulo 213: (Sent. C-466 de oct. 18/95, M.P. Carlos Gaviria Díaz), (Sent. C-327 de abr.29/03, M.P. Alfredo T. Beltrán Sierra).

 

Comentario(s).

• Los estados de excepción, van más allá de la concepción militar del estado de sitio y contemplan por ello otras circunstancias externas o internas.

• Por el mandato constitucional quedaron abolidos los llamados "consejos de guerra" que consistían en el juzgamiento de civiles por parte de jueces militares, que fueron muy cuestionados por la falta de garantías y otros abusos. Esta ; situación ocurrió bajo la vigencia de la anterior Constitución.

 

 
PALACIO DE JUSTICIA
Página Anterior Página Principal Página Siguiente
 
WebMaster: Luis Fernando Medina L. Correo: luferxp@hotmail.com - DERECHOS RESERVADOS DEL AUTOR - AVISO. Trabajo en proceso de validación conceptual. Favor hacer sus anotaciones en CONTÁCTENOS.